Un hecho como de no creer se presentó durante una audiencia en México: un abogado mató a su cliente y se disparó en la cabeza.

 

Tras la insólita situación, autoridades precisaron que la primera víctima, de 27 años, además de ser su cliente, era sobrino del abogado, de 65 años, que le disparó.

 

“El agresor, después del ataque, se metió a un cubículo cercano y se disparó en la sien, lesionado recibió ayuda para ser trasladado a un hospital para su atención médica, pero minutos después falleció”, señala un comunicado.

 

La Fiscalía del estado de Sonora, donde ocurrió el crimen, indicó que "los dos aparentemente tuvieron una discusión", por lo que suponen que "un asunto legal familiar" desencadenó los hechos.

 

Sobre la revisión a la entrada del tribunal donde el abogado mató a un cliente, se supo que, aparentemente, el lugar no cuenta con detectores de metales.

Fuente: Noticias Caracol


publicidad publicidad