Un hecho lamentable sucedió en la capital opita, donde Claudia Marcela Cuellar, tomó la fatal decisión de acabar con su existencia.

La joven de 26 años de edad, se había encerrado en el baño principal de la habitación de la casa de su mamá, ubicada en el barrio Ciudad Salitre de Neiva. Su progenitora al ver que no salía de allí, procedió a forzar la cerradura de la puerta, encontrando a su hija colgada con el cable de la plancha. La femenina ya no tenía signos vitales.

Según Mariluz Cuellar, madre de la hoy occisa, expresó que ésta no sería la primera vez que la joven atentaba contra su vida.

El hecho entristece a la ciudad, y genera una gran preocupación acerca de la salud mental de los neivanos.

publicidad publicidad