La directora nacional del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar , Lina Arbeláez, reconoció que más del 90% de los niños en edad de adopción están bajo el cuidado de la Institución porque no han sido acogidos por las familias.

 

"En el instituto tenemos 4.200 niños en condiciones de adoptabilidad, más de 3.900 son mayores de 7 años o tienen algunas complejidades que los vuelven, cómo se denominan, niños de difícil adoptabilidad”, precisó.

 

“Otros tienen grupos familiares muy grandes, es decir, son varios hermanos o tienen algún tipo de discapacidad y, desafortunadamente, las familias no les abren las puertas de sus casas y en sus corazones para adoptarlos", puntualizó Arbeláez.

 

La funcionaria defendió el proceso de adopción asegurando que no es demorado, sino que busca que los hogares que reciban a los menores de edad sean adecuados para ellos.

 

No es que se demoren un montón, es que aquí estamos garantizando qué el hogar a donde llegan los niños y niñas sean verdaderos entornos protectores, no revictimizar a los niños y niñas. INSISTIÓ.

 

La institución ha registrado algunos casos en que niños y niñas después de ser adoptados, un mes después son devueltos al ICBF.

 

"Es absolutamente inadmisible que, al mes de haber adoptado un niño, el ICBF lo tenga que volver a recibir porque la familia dijo: 'No, ¿sabe qué? No me gustó'. Aquí estamos hablando de seres humanos que han tenido una vida muy difícil y que necesitamos realmente ser conscientes que necesitan es hogares", añadió.

 

Por eso, ya van nueve casas universitarias dónde los niños que no son adoptados son acogidos como hijos del estado y terminan formándose profesional y técnicamente.

Fuente: Blu radio

 


publicidad publicidad