En California, Estados Unidos se convirtió en un nuevo delito sacarse el condón sin permiso o consentimiento de la pareja, en ese sentido hacerlo sin que la pareja se entere se considerara como agresión sexual.

Se tipificó como delito en el Código Civil de California, y California es el primer estado en Estados Unidos en aprobar esta propuesta en defensa de los derechos de las mujeres, principalmente, ya que también aplica para hombres, en caso de que la mujer dedica no utilizar condón en pleno acto sexual.

Esta práctica se conoce en Estados Unidos como “stealthing”, que significa sigilo, por lo que mediante ella se han provocado embarazos no deseados, enfermedades de trasmisión sexual y secuelas psicológicas.

La iniciativa la propuso la legisladora de California, Cristina García y fueron cuatro años de cabildeo, porque se quería incluirlo en el Código Penal, pero al final cedieron a diferentes opiniones y se decidió tipificarlo como un delito civil.

publicidad publicidad