Una mujer acudió al doctor debido a un fuerte dolor de espalda, luego de hacerle una revisión profunda, le diagnosticaron dos semanas de vida debido a que le fue detectado cáncer de pulmón en etapa terminal.

El fuerte dolor de la espalda de la mujer identificada como Becca Smith llevaba varios meses molestándole, acompañados de una repentina pérdida de la visión que la llevó a la sala de emergencia en marzo 2020, por lo que acudió a un doctor y le diagnosticaron dos semanas de vida.

Esto debido a que Smith tenía cáncer de pulmón en etapa terminal ya que, se había extendido por todo el cuerpo y era demasiado tarde.

 “Grité en los brazos de mi madre: ‘¡No me dejes morir, mamá!'”, recordó Smith.

Luego de recibir la noticia, la joven pasó mucho tiempo dentro del cuarto de su domicilio recibiendo tratamientos paliativos para el insoportable dolor.

Una biopsia reveló que, la fémina tenía cáncer de pulmón ALK+ la cual viene siendo una variante extremadamente rara que suele afectar a pacientes no fumadores y con menos de 50 años.

Por lo que resultó ser una noticia positiva, ya que, pese a que sea incurable, el ALK se puede tratar con un fármaco que detiene su crecimiento, Becca comenzó a tomar el tratamiento y la mantiene estable y le ayuda a prolongar su vida.

Su historia se hizo viral tras una publicación de Smith a su cuenta de Instagram.

“Noviembre es el mes de concientización sobre el cáncer de pulmón, la mayor causa de muerte por cáncer en el Reino Unido. Se acabaron los días en los que el cáncer de pulmón se asociaba con los ancianos y los fumadores de toda la vida. Los hombres y mujeres jóvenes se ven afectados por esta terrible enfermedad. Personas que nunca han tocado un cigarrillo en su vida”, escribió la británica.

publicidad publicidad