Wang Shenai, de 32 años, vive en China y es madre de dos pequeños. La mujer compartió su historia de vida en un programa de redes sociales y generó sorpresa por la manera en la que ahorra dinero.

Vive en China junto a su esposo y dos hijos, no va a fiestas y recicla ropa y muebles con tal de no gastar dinero.

Mencionó que su ‘ahorro extremo’ le permitió comprar dos apartamentos y dotarlos de muebles reciclados o recuperados de la calle.

‘Me siento nerviosa y ansiosa por gastarlo’

Shenai concedió una entrevista al programa ‘Talk to Her’, que se transmite en el país asiático mediante la red social ‘QQ’. Allí habló sobre los hábitos que le fueron inculcados desde niña, pues creció en una familia con escasos recursos económicos.

“Para algunas personas gastar dinero las hace felices. Para mí no. No me siento feliz en absoluto. En cambio, sí me siento nerviosa y ansiosa por gastarlo”, aseveró Wang.

Su madre, según lo que comentó, era muy recatada al comprar. Cuando pagaba y recibía las vueltas, tiraba las monedas al suelo para que su hija las levantara y se diera cuenta de que el dinero era difícil de conseguir.“Estas primeras experiencias se quedaron conmigo hasta la edad adulta”.

Wang es profesional en diseño y labora en una empresa de publicidad, paradójicamente. Sin embargo, su cargo le ha permitido ser consciente sobre el daño que generan esos contenidos.

“Los comerciales intentan generar ansiedad en las personas para que sean más propensas a comprar algo”, comentó.

Su ahorro está presente en todo. Viaja en transporte público, en la mayoría de las ocasiones, gracias a cupones que busca en Internet. Evita la ‘parranda’ o la fiesta porque considera que puede derrochar mucho dinero consumiendo bebidas alcohólicas.

Se viste con ropa de segunda mano, pero enfatizó en que no todas las prendas las recicla o las recibe de sus amigos.

“Gasto menos de 100 yuanes (60 mil pesos colombianos) al año en comprar ropa interior porque no es una buena idea usar la de otras personas”, señaló.

Su esposo también ‘le sigue la cuerda’ con el estilo de vida. De hecho, él tiene un celular muy antiguo con el que ni siquiera puede usar aplicaciones como WeChat, la versión china de WhatsApp.

La mujer ha ahorrado el 90 por ciento de su salario, pero no reveló el dinero exacto que ha guardado en los últimos nueve años. No obstante, dijo que producto de ello logró comprar dos apartamentos en la ciudad de Nanjing, capital de la provincia de Jiangsu.

“Creo que es importante que una mujer compre propiedades. Debe ser suya, sin importar lo grande o pequeña que sea. Cuando una mujer fracasa, su hogar es el lugar donde puede descansar”, dijo Wang.

Wang Shenai comparte sus consejos de ahorro en un grupo de Internet denominado ‘Frugal Women’s Federation’, de acuerdo con lo recopilado por el diario ‘South China Morning Post’.

“Les dije a mis seguidores que las personas de este foro no son tacañas, sino que se toman la vida en serio. Ahorrar dinero no es nada de lo que avergonzarse”, concluyó.

publicidad publicidad