En operativos simultáneos realizados en Puerto Giraldo (Atlántico), Cúcuta (Norte de Santander) y Girardot (Cundinamarca), la Fiscalía General de la Nación capturó a cuatro policías que presuntamente colaboraban a una red de narcotraficante permitiendo el ocultamiento de cocaína entre contenedores que salían con mercancía desde el puerto de Santa Marta (Magdalena) hacia Guatemala, México, Bélgica y España.

 

Dentro de los vinculados al proceso está el intendente Luis Fernando Ramírez Algarra, supuesto responsable de contactar y convencer a trabajadores del puerto para que permitieran el ingreso de la cocaína camuflada. Asimismo, hay indicios de que, presuntamente, recibía y repartía los dineros que la red narcotraficante entregaba a los policías.

 

Otro sospechoso es el patrullero Jesús Armando Bermeo Medina, un guía canino que, al parecer, alteró el entrenamiento de su canino para que no hiciera la señal de alerta cuando detectaba la presencia de sustancias ilícitas en los contendores.

 

De igual forma, el patrullero John Jairo Suárez Rueda y Óscar Javier Romero, a quienes se les atribuye permitir el acceso, estadía y tránsito en la terminal marítima de las cargas contaminadas.

 

En desarrollo de la investigación, a la estructura narcotraficante le fueron incautadas nueve toneladas de clorhidrato de cocaína en Colombia y cinco toneladas en otros países; además de 640.066 dólares y 254’850.000 pesos colombianos.

Fuente: Blu Radio


publicidad publicidad