Un caso de violencia de género y maltrato animal tiene consternados a los habitantes del municipio de Zipaquirá, Cundinamarca.

Medios colombianos indicaron que el agresor llegó borracho a su casa y amenazó con un cuchillo a su esposa. El perro de la familia se metió instintivamente a defenderla y murió apuñalado.

Por su parte el coronel Simón Eduardo Cornejo, comandante de la Policía de Sabana Norte, agregó que el hombre agredió a todo su grupo familiar y terminó asesinando al perrito.

La mamá de la mujer agredida contó que el investigado llegó enfurecido y no tuvo compasión para lanzar amenazas ni cuchillazos al animal.

El agresor luego de cometer el crimen escapó del sector, pero a los pocos minutos fue capturado por la Policía y puesto a disposición de la Fiscalía, que lo judicializará por maltrato animal, violencia intrafamiliar y violencia de género.

publicidad publicidad