En el ojo de las críticas y la indignación está una reconocida iglesia del barrio La Cumbre en Floridablanca luego de que en los últimos días una mujer denunciara que el párroco del templo le ordenara que para "expulsar un demonio" que tenía en su vientre debía darse placer delante de él.

Contó a Caracol Radio que el padre le pidió bajarse los pantalones y comenzar a tocar sus partes íntimas, esto como parte del ritual que normalmente hace cuando se presentan esos casos.

Aunque finalmente no hizo caso de las exigencias del clérigo, la mujer salió de la iglesia perturbada y confundida por lo que había ocurrido.

Indicó que esto mismo estaría pasando con otras personas e incluso con padres incrédulos que "dejan sus hijos a solas con este hombre".

El sacerdote es muy reconocido en el sector por realizar este tipo de ritos de "sanación" a quienes buscan de su ayuda, luego de atravesar momentos difíciles o a quienes presentan problemas como depresión.

Fuente: caracol radio

publicidad publicidad