T�tulo
T�tulo
T�tulo T�tulo T�tulo T�tulo T�tulo Publicidad

Header Ads

Como manejar en días de lluvia


La lluvia es el fenómeno meteorológico más frecuente en Colombia,  de cuantos pueden afectar seriamente a nuestra seguridad al volante. De hecho, cada año se producen más de 3.700 accidentes por lluvia o agua sobre el asfalto. Los vehículos modernos están equipados con eficientes sistemas de frenada, pero ¿sabemos utilizarlos?

En condiciones de baja adherencia, el freno debe usarse con suavidad, salvo que se trate de una emergencia, en cuyo caso dependerá de que el coche lleve o no ABS.

Si tu coche no equipa ABS debes dosificar la presión sobre el pedal y aflojarla si notas que patinan las ruedas, ya que el vehículo tardará más en detenerse y, lo que es peor, se quedará sin dirección.

Si tu vehículo si monta ABS debes pisar el freno a fondo en cualquier circunstancia (en recta, curva, suelo mojado, nieve o hielo, por ejemplo). El coche seguirá conservando cierta capacidad de dirección con el volante.

Y en cualquier caso, dispongas o no de ABS, en una frenada de emergencia debes pisar el embrague al mismo tiempo que el freno. Así evitarás que se cale el coche y eventualmente que la centraliza electrónica acelere automáticamente al interpretar que el motor está a punto de calarse.


ESTOS CONSEJOS HARÁN QUE VIAJES SEGURO CON LLUVIA:

Comprueba siempre los neumáticos antes de salir a la carretera.
Conduce más despacio. La mejor forma de evitar los patinazos es reducir la velocidad.
Si tu coche derrapa, recuerda que no debes frenar con fuerza, sino pisar el pedal con firmeza y con regularidad y dirigir el coche en la dirección hacia la que está derrapando.
Mantén la distancia de seguridad con el coche que te precede ya que la distancia de frenado aumenta con la carretera mojada.
Sigue la huella del coche que circula delante de ti, ya que las ruedas secan la calzada y, por lo tanto, la marca que haya dejado el coche que te precede estará más seca que el resto de la carretera.
Para evitar el aquaplaning, mantén los neumáticos inflados adecuadamente, mantén una buena banda de rodadura y sustitúyelos cuando sea necesario.
Si llueve demasiado o te encuentras cansado, no dudes en parar.
Extrema las precauciones al inicio de una tormenta, que es cuando la carretera estará más resbaladiza.
Extrema las precauciones cuando adelantes a otros vehículos.

No conduzcas cuando te encuentres cansado
Con la tecnología de Blogger.