T�tulo
T�tulo
T�tulo Publicidad T�tulo T�tulo

Header Ads

Así cayeron los explotadores sexuales

Publicidad Publicidad
Durante 4 meses, un total de 27 investigadores criminales bajo la coordinación de la Fiscalía 15 seccional CAIVAS, escudriñaron para desmantelar una red de explotación sexual conformada por 9 personas que victimizó a niñas no solo en el casco urbano de Neiva sino en los corregimientos y municipios aledaños, quienes eran solicitadas y comercializadas sexualmente por medio de la aplicación Whatsapp.
Los implicados, capturados desde el pasado viernes son personas que se movían dentro de la esfera social de la capital huilense. Entre ellos, un abogado, un funcionario de la Gobernación del Huila, comerciantes y hasta un locutor de radio.
Una denuncia realizada por una menor en el 2017, fue el punto de partida de la operación denominada ‘Andrómeda’, que mediante labores investigativas logró individualizar e identificar a estas 9 personas, así como la manera en que operaba cada una de ellas dentro de esta cadena criminal.
La menor de 17 años de edad, dejó conocer a la Fiscalía que ella era explotada por dos personas con el alias del “Cesar” y “El Mono”.
“Mediante labores técnicas de investigación se logra establecer que por las llamadas telefónicas de estas dos personas se hacían solicitudes para obtener beneficios sexuales. Y en otra conversación se establece la comunicación de ellos con una mujer alias “La Mona” quien se encargaría de captar otras menores en el corregimiento de El Caguán”, indicó una fuente oficial.

Los presuntos proxenetas
Las labores investigativas de las autoridades señalan que se trata de Ramiro Flórez, natural de Garzón, de 60 años de edad, integrante de la comunidad LGTBI. Y de Sonia Vitoviz Morán, neivana de 42 años. Ambos serían los encargados de captar las adolescentes para comercializar y complacer sexualmente a los demandantes.
Estas dos personas sacaban provecho económico de tal actividad ilícita. De los 70 mil a 100 mil pesos que cobraban a los demandantes sexuales, se quedaban con una comisión de entre 20 mil a 50 mil pesos por cada niña captada.
¿A quiénes señala la Fiscalía de ser estos clientes que buscaban saciar su apetito sexual con jovencitas?
Los presuntos demandantes sexuales
La Fiscalía informó tener en su poder audios y mensajes de WhatsApp que evidencian cómo los demandantes solicitaban y pagaban servicios sexuales a Ramiro Flórez, el cual contactaba a menores también a través de Facebook e Instagram para que saciaran los deseos libidinosos.
Dentro de ellos están el abogado de 39 años de edad Luis Fernando Casallas Rivas; y el comerciante caldense de 57 años Fabio Adolfo Ceballes Cuenca, quien además es presidente de la Asociación de Parqueaderos de Neiva.
También le solicitaban servicios sexuales a Ramiro, David Huepe de 60 años de edad, quien se desempeña como asesor de la Gobernación del Huila; Gustavo Adolfo Rojas Sierra, de 52 años, conocido asesor judicial; y el locutor de 61 años Jorge Humberto Másmelas Ramírez.
Otro de los clientes sexuales del presunto proxeneta Ramiro Flórez, es el comerciante tolimense de 54 años José Francined Lasso Collazos. La Fiscalía detalla que tenía preferencias por menores que no consumieran sustancias psicoactivas, sin tatuajes y de contextura delgada.
Por último, la Fiscalía involucró en esta cadena del sexo a Alberto Pérez Cuenca de 53 años, quien labora como controlador de vuelos en el aeropuerto de Neiva. Para el ente acusador, este neivano le solicitaba servicios sexuales a Ramiro, con el agravante de que además difundía el número de celular de éste aprovechando su contacto con turistas nacionales y extranjeros para que hicieran la utilización de las actividades delictivas de los proxenetas.
Estas siete personas eran clientes fijos, es decir, habrían solicitado los servicios sexuales de menores en repetidas oportunidades, indica el ente acusador.
Según las autoridades, esta organización criminal delinquía hace más de 2 años, en las zonas del departamento del Huila. La Fiscalía sin embargo, no ha mencionado o referido dónde se daban estos supuestos encuentros sexuales de los demandantes con las menores.


Continúan las audiencias judiciales
El sábado anterior las nueve personas capturadas fueron trasladadas de la URI de la Fiscalía hacia el palacio de justicia de Neiva, para iniciar las audiencias preliminares ante el Juez Promiscuo de Control de Garantías del Municipio de Santa María, quien legalizó las capturas.
Durante el domingo se llevó cabo la audiencia de imputación de cargos, en la que la Fiscalía les imputó a estas nueve personas los delitos de demanda de explotación sexual comercial de persona menor de 18 años de edad, que contempla condena de 14 a 25 años de prisión; y utilización o facilitación de medios de comunicación para ofrecer servicios sexuales con menores, el cual contempla una pena de 10 a 14 años de cárcel y multa de 65 a 750 salarios mínimos legales vigentes.
A Ramiro Flórez y Sonia Vitoviz, el ente acusador les imputó además el delito de proxenetismo con menor de edad, que contempla pena de 14 a 22 años de prisión y multa de hasta 67 SMLV. Ninguno de los imputados aceptó cargos.
En horas de la mañana de ayer lunes, dieron inicio a la audiencia de solicitud de medida se aseguramiento. Al cierre de esta edición se continuaba la diligencia, se conoció que la Fiscalía ha sustentado hasta el momento la solicitud de medida carcelaria a tres de los imputados. Hoy continuarán con los otros seis restantes.
Tomado de La Nación Neiva 
Con la tecnología de Blogger.