El confeso asesino y violador de la niña Angie Lorena Nieto, en hechos registrados en Barranca de Upía – Meta, Pastor Gómez Vaca, fue trasladado a la cárcel La Picota de Bogotá, luego que el sujeto fuera agredido por los demás presos de la cárcel de Villavicencio.


En el video se observa cómo otros presos lo acusan y lo reprochan por el crimen de la niña de 12 años. Gómez es obligado a volver a reconocer su culpabilidad y lo fuerzan a pedir perdón a la familia de la víctima y a todos los niños del país. Todo ello mientras lo golpean con una barra de hierro.
Tras conocerse el audiovisual, la Personería señaló que el violador y asesino fue llevado a Medicina Legal para ser valorado por los golpes recibidos.


Aunque sus lesiones no fueron de gravedad, durante un Comité de Derechos Humanos las autoridades adujeron un riesgo para la vida del interno si permanecía en Villavicencio, y por eso se aprobó su traslado.

Al parecer, Angie Lorena habría desaparecido el pasado 31 de diciembre cuando Gómez Vaca la engañó con la excusa de comprar unas hayacas para la cena de fin de año.

Luego de que sus familiares reportaran su desaparición, el cuerpo de la menor de 12 años habría sido encontrado en una bolsa plástica con señales de abuso sexual.

Según información de la Policía, la menor estaba departiendo en una fiesta comunitaria de fin de año en la vereda El Hijoa de Barranca de Upía y Gómez la convenció para que la acompañara a traer unas hayacas hasta Cabuyaro. Horas después el cadáver de la niña fue encontrado envuelto entre sabanas y unas bolsas de basura.

publicidad