Este miércoles, el presidente del Tolima, Gabriel Camargo se disculpó por las declaraciones en contra del fútbol femenino el pasado 20 de diciembre, en las cuales afirmó que el fútbol de mujeres en el país “no va bien” y que son más “tomatrago” que los hombres.


Por medio de un comunicado, publicado en las redes sociales del club, Camargo asegura que “no fue mi intención ofender a las mujeres practicantes del fútbol, y menos aún menoscabar sus derechos fundamentales”.

Así mismo dice que “Deportes Tolima siempre ha respetado los derechos laborales, personales y fundamentales de las jugadoras que han hecho parte del equipo femenino” y “jamás se ha llevado a cabo un acto de discriminación alguno por su condición social, sexual, de raza o cualquier otra índole”.

Camargo el mes pasado dijo en una rueda de prensa, en le despacho del alcalde de Ibagué, que el fútbol femenino “anda mal, eso no da nada económicamente ni nada. Los problemas que hay con las mujeres son más 'tomatrago' que los hombres, para que vea”. Y luego finalizó: “Pregúntele a los del Huila cómo están de arrepentidos de haberle invertido tanto. Y fuera de eso es un caldo de cultivo de lesbianismo tremendo”.

Camargo está expuesto a una sanción que podría ser de entre "veintidós (22) a cuarenta y cuatro (44) salarios mínimos mensuales legales vigentes (entre 18 y 36 millones de pesos) y la prohibición de ejercer cualquier actividad relacionada con el fútbol de tres (3) a seis (6) meses”, según el Código Disciplinario de la Federación Colombiana de Fútbol, en el capítulo 3, inciso 4 del artículo 72, en el que se señalan los castigos que deben tener los miembros de la dirección de un club por sus declaraciones.
publicidad