La Policía llegó a la vivienda donde el joven de 26 años vivía con la víctima y fue él mismo quien confesó el atroz hecho.

Autoridades españolas detuvieron en Madrid al sujeto que supuestamente descuartizó a su propia madre y guardó recipientes de comida para después ingerirla.

Fue arrestado este jueves en la vivienda donde se encontró el cadáver, después de que una amiga de la víctima comunicara a la Policía que no veía a la mujer, de 49 años, desde hacía un mes, informaron fuentes policiales.

Tras la denuncia, los agentes se dirigieron al domicilio de la víctima, ubicado en un conocido barrio madrileño, donde encontraron su cuerpo descuartizado.

Fue el mismo joven el que les abrió la puerta y les dijo que su madre había fallecido y que el cadáver estaba allí. 

El detenido, que tiene numerosos antecedentes policiales por malos tratos, algunos de ellos infringidos a su propia madre, explicó a los agentes que se estaba comiendo los trozos que guardaba en recipientes de plástico y le daba otros al perro.

Este mismo mes otro hombre fue detenido en la localidad madrileña de Alcalá de Henares como presunto autor de la muerte de una joven de 22 años, a la que también descuartizó tras asestarle dos puñaladas por la espalda.

publicidad