Lilibeth Camargo Álvarez les ofrecía comida, dulces, películas y videojuegos para que accedieran a sus aberraciones, en una casa de Cartagena.

La mujer fue sentenciada a 24 años y 3 meses de cárcel por hechos ocurridos en el barrio Paraguay durante el 2011.

Según relató la madre de una de las víctimas, Lilibeth se dejaba ver desnuda o con tangas diminutas cuando salía del baño.

Asimismo, informó la Fiscalía, los menores eran obligados a ver películas pornográficas.

Los sucesos fueron denunciados por una madre que luego de ir a buscar a su hijo a la casa de la mujer, notó un comportamiento extraño en él que la llevó a interrogarlo. Para la época de los hechos el niño tenía 6 años.

En el momento de los hechos, Lilibeth -condenada por el delito de acto sexual con menor de 14 años agravado en concurso homogéneo sucesivo- tenía 23 años.

Actualmente se encuentra con detención domiciliaria, tras ser capturada en agosto del 2011 en Bogotá y pasar un tiempo en la cárcel del Buen Pastor de la capital del país.


publicidad