Para mantener activos los planes de contingencia en todo el territorio huilense, el Consejo Departamental para la Gestión del Riesgo y Desastres, mantiene la alerta amarilla con ocasión de la primera temporada del año en el Huila, así lo confirmó la directora de la Oficina para la Gestión del Riesgo y Desastres del Departamento Isabel Hernández Ávila.

La funcionaria informó que desde el 15 de marzo se han reportado 20 eventos naturales que han afectado a 13 municipios, especialmente por la ocurrencia de deslizamientos de tierra, vendavales, caída de roca, y crecientes súbitas.


“Los municipios afectados son: Neiva, La Argentina, Palermo, Paicol, La Plata, Oporapa, Nátaga, Tarqui, Gigante, Isnos, Pitalito, San Agustín y Acevedo.  En el consolidado del reporte que nos entregan los municipios tenemos dos personas fallecidas en la comuna Nueve de Neiva por caída de roca; cinco personas heridas; 133 familias damnificadas; una vivienda destruida; 122 afectadas y 13 vías afectadas”, indicó Hernández Ávila.

Manifestó además que existe todo el compromiso del Gobierno Departamental para continuar trabajando de la mano con los consejos municipales para la gestión del riesgo de desastres, a fin de hacerle frente de manera oportuna y efectiva a cualquier situación de emergencia que se presente durante esta temporada de lluvia.



Por su parte, el jefe de la oficina de ambiente y gestión del riesgo de Pitalito , Jesús Andrés Munar Medina, invitó a la comunidad a permanecer alerta frente a cualquier eventualidad que se pudieran registra como consecuencia de las lluvias que se presentan en algunas zonas del municipio de Pitalito.  Señaló que los organismos de socorro mantienen activo el sistema de alertas tempranas y un monitoreo constante sobre las fuentes hídricas, con el objetivo de suministrar información que permita prevenir emergencias por crecientes o represamientos por aguaceros en la parte alta del territorio.



publicidad