Minutos después de que la Jurisdicción Especial de Paz decidió quitarle los beneficios por sus reiterados incumplimientos, el presidente respaldó la decisión. "En Colombia no debe haber impunidad para delincuentes de lesa humanidad. Hay que reivindicar a las víctimas", dijo.

Se comienzan a alinear las autoridades para dar con la captura de Hernán Darío Velásquez. Una hora después de que la Sala de Reconocimiento hizo pública la decisión frente a sus reiterados incumplimientos y solicitó su captura a la Policía Nacional, el presidente Iván Duque hizo lo propio.

"He ordenado a nuestra Policía capturar a alias El Paisa, según providencia de la JEP. En Colombia no debe haber impunidad para delincuentes de lesa humanidad. Hay que reivindicar a las víctimas. Nuestro país reclama genuina justicia, verdad, reparación y no repetición", dijo el mandatario.

Con más de 128 procesos judiciales y 26 órdenes de captura en su contra, el Paisa se convierte de nuevo en uno de los hombres más buscados del país. Y es que la solicitud que este viernes extendieron los magistrados de la Jurisdicción Especial de Paz no solo se circunscribe al terreno colombiano. La búsqueda también correrá por cuenta de la Interpol.

El lío, sin embargo, es que l a tierra parece haberse tragado a Hernán Darío Velásquez. Lo vieron por última vez entre el 15 y el 20 de julio del año pasado. Desde entonces el temido excomandante de la columna Teófilo Forero se esfumó sin dejar rastro. Nadie sabe ni se atreve a dar noticias suyas. Ni siquiera sus excombatientes más leales se refieren al tema. Dicen que perdieron todo contacto, igual que las autoridades y los organismos de inteligencia del Estado.

Ni siquiera ellos tienen una sola pista certera de dónde está refugiado o información que indique si ahora hace parte de las disidencias. De Miravalle (Caquetá) el exjefe guerrillero huyó cuatro meses después de la llegada a la zona de Iván Márquez en busca de refugio tras la captura de Jesus Santrich.