Rosa Ángela Gutiérrez Fairfoot, quien hasta hace unos meses era la primera dama del municipio de Mariquita (Tolima), permanece detenida en la cárcel. 

La ex primera dama aceptó haber estafado a 1.232 personas, pues les vendió lotes para un programa de vivienda de interés social y, 11 años después de las negociaciones, no les ha entregado escrituras porque revendió las propiedades hasta 15 veces a diferentes ciudadanos.


Las víctimas querían acceder a viviendas a través de la asociación Balcones del Prado, la misma que ella dirigía años atrás, pero ahora aceptó los cargos imputados por estafa agravada con lo que el posible delito de enriquecimiento ilícito sería de unos 4 mil millones de pesos.
La mujer comercializó 175 lotes de un predio rural con la promesa de que cuando su esposo, Alejandro Galindo, actual mandatario de Mariquita, fuera elegido alcalde, se modificaría el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) para que esos mismos lotes pasarán a ser urbanos con lo que accedían a servicios públicos financiados por la Alcaldía.

Pero Rosa Ángela Gutiérrez Fairfoono no les entregaba escrituras, sino que les suscribía una carta de venta.

Las autoridades consideran que los 176 lotes habrían sido revendidos en 640 oportunidades y 191 veces más a través de terceros en calidad de comisionistas. 
Por esta modalidad de estafa, la ex primera dama habría alcanzado un incremento patrimonial injustificado, ya que entre 2010 y 2017 realizó movimientos en sus cuentas por más de 6.000 millones de pesos, pero también se trata de verificar si los dineros, adquiridos ilícitamente de la venta y reventa de los lotes, se usaron en el pago de dádivas para impulsar la campaña a la Alcaldía de Mariquita 2016-2019.


Esta es la historia

La historia de este delito se remonta al año 2008, cuando Rosa Ángela Gutiérrez Fairfoot inició la venta de lotes con destino al plan de vivienda de interés social Urbanizaciones del Prado.

Las ventas se hicieron a través de la Asociación de Vivienda de Interés Social Balcones del Prado, pero 11 años después y tras haber desembolsado 3 millones de pesos por cada lote, las familias compradoras carecen de escrituras.

Cada propiedad, según las denuncias instauradas ante la Fiscalía, ha sido vendida 5, 8 y hasta 15 veces, por lo que la mujer fue capturada en noviembre del año pasado en Ibagué.


Hubo afectados que compraron más de un predio.
Los estafados son humildes familias que residen en Mariquita, Fresno, Honda, Armero (Tolima), Bogotá y Mosquera (Cundinamarca), pero a ellos se suman al menos cinco familias extranjeras que adquirieron lotes para planes de vacaciones.

Abogados que conocen el caso explicaron que la estafa consistía en vender cada lote más de 10 veces a diferentes personas y hasta mostraron que los lotes fueron vendidos, en un comienzo, a 2'500.000 pesos. También existen registros de ventas en mayo del 2017 a razón de 8 millones cada uno.

Una de las afectadas adquirió un lote en octubre del 2008 a un costo de 2'800.000 pesos y dijo que Rosa Ángela Gutiérrez le firmó una promesa de compraventa que conserva como garantía del negocio. Ella dice sentir rabia porque lo pagó, pero no tiene las escrituras y lo más grave es que otras 12 personas también son dueñas del mismo lote.

Otra de las estafadas pagó en diciembre del 2014 la suma de 5 millones de pesos y, como le pareció un buen negocio, decidió entregarle a Rosa Ángela Gutiérrez 10 millones más por otros dos lotes, los cuales también tienen varios dueños.

Gutiérrez fue capturada el 24 de noviembre del año pasado y está recluida en la cárcel Picaleña, de Ibagué.