Al parecer, la madre tomó la decisión al enterarse que su expareja estaba con otra.

Un trágico hecho se registró el pasado sábado en horas de la noche, cuando una madre decidió acabar con su vida y la de sus hijos, dentro de su residencia ubicada en el barrio Villa del Río, de la localidad de Bosa, en Bogotá. 

Según se pudo conocer, la mujer identificada como Wendy Figueroa de 31 años de edad, llevó a cabo el crimen y suicidio por el despecho que tenía al no poder arreglar la relación con su esposo y padre de sus hijos.    

El tío de Wendy, German Andrade, dijo en la emisora La Cariñosa 610 AM de RCN Radio que, su sobrina no soportó el dolor de saber que el amor de su vida ya estaba con otra mujer, por lo que antes de cometer el terrible delito, escribió dos cartas en su computadora, una dirigida para su hermana y otra para Andrade, en las que aclaraba las razones de su decisión.  

“Ella estaba muy enamorada y al no poder arreglar su matrimonio prefirió matarse y llevarse con ella a los niños. El exmarido está mal por la muerte de sus hijos”, comentó muy afligido el tío.  

Según se pudo conocer, Figueroa les suministró a los menores de 9 y 4 años de edad, cianuro, y luego ella ingirió del mismo veneno. “Ella estaba en su habitación con los niños, y al no responder al llamado que le hicimos para que salieran a comer, ingresé a la fuerza al cuarto. Los niños estaban acostados en su cama arropaditos, y ella estaba tirada en el suelo”, explicó Andrade. 
 
Unidades de criminalística del Cuerpo Técnico de Investigación CTI de la Fiscalía General de la Nación, llegaron en la popular ‘paletera’ para adelantar las labores de inspección y traslado de los despojos mortales al instituto de Medicina Legal.  

La mujer y sus hijos están siendo velados en una funeraria en la Avenida Primero de Mayo, y el próximo miércoles serán sepultados.
publicidad