El régimen de ultraderecha de Brasil que orienta Jair Bolsonaro, se negó a que los países del G7 ayudaran a combatir los incendios forestales que acabaron con la amazonia brasilera. Asimismo, Bolsonaro le dijo al presidente Macron de Francia, que (no se meta en casa ajena).

El régimen de ultraderecha de Brasil que orienta Jair Bolsonaro,  se negó a que los países del G7 ayudaran a combatir los incendios forestales que acabaron con la amazonia brasilera. Asimismo, Bolsonaro le dijo al presidente Macron de Francia, que (no se meta en casa ajena).

Brasil rechazó este lunes la ayuda ofrecida por los países del G7 para combatir los incendios en la Amazonía, informó el jefe de gabinete del presidente Jair Bolsonaro, Onyx Lorenzoni, quien aconsejó al presidente francés Emmanuel Macron ocuparse de "su casa y sus colonias".

"Agradecemos (la oferta), pero tal vez esos recursos sean más relevantes para reforestar Europa", dijo Lorenzoni a un blog del portal de noticias G1, al referirse al fondo de 20 millones de dólares para los países amazónicos anunciado por Macron durante la cumbre del G7 en Biarritz, sur de Francia.

"Macron no logra siquiera evitar un previsible incendio en una iglesia que es un patrimonio de la humanidad y ¿qué pretende enseñarle a nuestro país?", desafió Lorenzoni, en referencia al incendio que devastó Notre Dame en abril pasado.
"Él tiene mucho que cuidar en su casa y en las colonias francesas", agregó, en alusión a los territorios franceses de ultramar, entre los que figura la Guayana Francesa, limítrofe con Brasil.

El ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, había dicho unas horas antes que la ayuda del G7 sería "bienvenida".

Pero tras una reunión por la noche entre Bolsonaro y algunos de sus ministros, Lorenzoni y el canciller Ernesto Araújo arremetieron contra el mandatario francés y sus propuestas.

"Brasil es una nación democrática, libre y nunca tuvo prácticas colonialistas e imperialistas como tal vez sea el objetivo del francés Macron", afirmó Lorenzoni.

publicidad