El Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal de Bogotá reveló la historia de 14 perros que están en lista de espera para ser adoptados, algunos, incluso, ya cumplen más de dos y hasta tres años en cola. Según el IDPYBA, los animales no son atractivos para las personas por su condición física, su edad o su raza.

“Algunos de estos amigos caninos tuvieron un pasado que les ha dejado secuela: uno tiene problemas de visión, otras complicaciones de cadera y uno más tiene problemas en sus articulaciones. La edad también se convierte en una desventaja frente a perros que están en plena flor de su vida, y en casos más extremos, son rechazados por su color oscuro o su raza criolla”, indicó al Instituto de Protección.
Buscando que Mono, Pirula, Festivo y los otros 11 perros puedan por fin tener un hogar, la Alcaldía de Bogotá lanzó la campaña “Impopulares, pero amorosos”.

El Distrito explicó que cada uno de ellos “ha recibido atención médica, tratamientos y terapias lideradas por médicos veterinarios etólogos (expertos en comportamiento animal) que se encargan de volverlos más sociables, facilitando así su adopción”.

Conozca la historia de las 14 mascotas sin hogar, y la de una que ya fue adoptada. 


Arthur: Tiene cinco años, es un perro potencialmente amoroso muy cariñoso y juguetón. Aunque no se conoce mucho de su historia, al parecer era utilizado en peleas o trabajos fuertes, ahora tiene problemas en sus articulaciones. Lleva más de tres años en la Unidad de Cuidado Animal esperando una familia que le dedique todo el tiempo y cariño que él merece.


Avril: Es una perra criolla de nueve años, tímida y nerviosa, pero con el tiempo cariñosa y amorosa. Lleva más de un año en la Unidad de Cuidado Animal esperando una familia que la ame por siempre.


Bill: tiene dos años, fue rescatado por el Escuadrón Anticrueldad y tras varios meses de recuperación goza de buena salud. Es sociable, cariñoso, juguetón y busca una familia que se divierta con él y le brinde todos los cuidados que merece.
Festivo: tiene seis años, es un perro criollo muy tranquilo y amoroso. Lleva más de tres años viviendo en la Unidad de Cuidado Animal esperando un hogar donde pueda ser feliz el resto de su vida. Festivo tuvo la suerte de ser adoptado en una jornada el pasado domingo 20 de octubre. 


Mono y Bill

Gato: Aunque es un perro su nombre es Gato, hermoso criollo que tiene cuatro años y es muy tranquilo, amoroso y sociable tanto con las personas como con otros perros. Lleva más de tres años en la Unidad de Cuidado Animal esperando una familia que lo ame y le brinde todos los cuidados que necesita.
Hope: es un bull terrier de ocho años, rescatado por el equipo de Brigadas Médicas con graves heridas en su cuerpo. Gracias a los cuidados que recibió en la Unidad de Cuidado Animal está completamente recuperado y espera un bello y amoroso hogar que lo ame para toda la vida.

Lina: Es una perrita criolla de siete años y fue rescatada por el equipo de Brigadas Médicas gravemente herida en una de las calles de Bogotá. Tras varios meses de tratamiento ya se recuperó y espera un hogar donde sea feliz por siempre.
Mono: Es un perrito criollo y viejito, tiene nueve años y lleva más de un año en la Unidad de Cuidado Animal esperando una cama esponjadita y una familia que lo cuide. Tiene un problema de cadera, pero eso no le impide ser el más cariñoso.


Lina y Rita
Pirula: Mientras vivía en las calles sufrió una enfermedad y por eso fue atendida por el equipo de Brigadas Médicas. Ya está recuperada y espera una familia que le dedique tiempo y cariño. Es muy tranquila y sociable, ha recibido entrenamiento de comandos básicos.
Rita: Es una perrita cruce de pitbull y criolla de seis años. Lleva más de un año esperando una familia que tenga experiencia con animales de su raza y le brinde todos cuidados que ella merece.


Hope y Pirula
Roger: Es un cruce de pitbull de cuatro años y lleva casi tres años en la Unidad de Cuidado Animal. Fue rescatado de maltrato y ahora espera una familia que lo cuide por siempre.
Samantha: Tiene siete años y es la más cariñosa, tierna y tranquila de la Unidad de Cuidado Animal. Lleva más de tres años buscando un hogar donde pueda ser feliz toda la vida.


Samantha y Sasha
Sasha: tiene tres años, es una bella mamá rescatada por el equipo de Brigadas Médicas luego de tener a sus cachorros en la calle. Tiene una condición médica especial, pero eso no es impedimento para que sea feliz en un hogar.
Uva: Es una perrita criolla de nueve años rescatada en la calle por el equipo de Urgencias Veterinarias. Luego de varios meses de terapias se recuperó y está lista para encontrar un hogar. Lleva más de un año buscando una familia que la cuide y la proteja para toda la vida.


Uva y Vira
Vira: bull terrier de ocho años. Fue atendida por el equipo de Urgencias Veterinarias con graves problemas de salud. Gracias a los cuidados que le brindó el equipo médico de la Unidad de Cuidado Animal se recuperó. Sin embargo, tiene problemas de visión, pero eso no es impedimento para que una familia la cuide y la quiera por siempre.
Los interesados en adoptarlos pueden descargar la aplicación gratuita Distrito Appnimal o asistir a la Unidad de Cuidado Animal ubicada en la carrera 106 A No. 67-02 de lunes a viernes de 9 a. m. a 4 p. m., y los fines de semana y festivos desde las 9 a. m. hasta la 1 p. m.


Tomado de canal 1 

publicidad