Los cadáveres de 39 personas han sido encontrados este miércoles en el contenedor de un camión en el condado de Essex, a 40 kilómetros al este de Londres.

La policía local ha abierto una investigación por asesinato tras encontrar los cuerpos en el parque industrial de Waterglade, en Grays, que ahora se encuentra cerrado.

El chofer del camión, un hombre de 25 años de edad de Irlanda del Norte, fue arrestado como sospechoso de los crímenes.

El superintendente jefe de la policía Andrew Mariner dijo que investigan para saber qué sucedió: "Estamos en el proceso de identificar a las víctimas. Sin embargo, prevemos que será un proceso largo".

Las autoridades policiales de Essex informaron que entre los fallecidos se encuentra un adolescente, y 38 adultos.

"Creemos que el camión proviene de Bulgaria, y entró al país por Holyhead (Gales) el sábado 19 de octubre. Estamos trabajando con nuestros compañeros para investigar más", informó Mariner en un comunicado.

El primer ministro británico Boris Johnson afirmó en Twitter que estaba "horrorizado por este trágico incidente".

"Mis pensamientos están con todos aquellos que perdieron la vida y sus seres queridos", afirmó Johnson.


publicidad