Fotografía: Rubén Darío Mendoza - Finca La Primavera Saladoblanco 




Pese a que el sector cafetero ha atravesado periodos difíciles en lo corrido de la última década por cuenta de fenómenos como la apreciación del peso colombiano, numerosas huelgas de productores, entre otros, esta vez -por cuenta del aumento en el precio del dólar y de la cotización internacional del grano- las cosas parecen florecer a un mejor ritmo para un renglón que, sin duda, ha sido representativo para la economía colombiana.

Lo que muestran las cifras de la Federación Nacional de Cafeteros es que el precio promedio mensual interno de la carga de 125 kilos de café pergamino seco fue, durante marzo pasado, el mejor desde 2010 y llegó a ser de $1’143.000. Esta buena noticia tiene arriba las expectativas no solo del gremio, sino de más de 530.000 familias que viven del cultivo del grano.

“En estos momentos, el café es la única buena noticia que tiene Colombia, vuelve a ser el motor de la economía”, apuntó Roberto Vélez, gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros quien mantiene su optimismo frente al cierre de 2020, pese a los impactos que el coronavirus ha causado en la cotidianidad económica del país.

Incluso, un análisis del Departamento de Estudios Económicos de Bancolombia mostró que las exportaciones de café (que en febrero aumentaron 3,4% -frente a igual mes de 2019- y totalizaron los US$209 millones) ayudaron a mitigar la caída de las ventas externas colombianas en las que, sin duda, el mayor afectado fue el carbón.

Ahora, pese a que en el primer trimestre la producción del grano se vio disminuida por cuenta de floraciones muy concentradas entre mayo y octubre de 2019, el Gerente de la Federación ve con buenos ojos la cosecha que se viene en este primer semestre y que se concentrará desde finales de abril hasta medianos de junio.

“Ahí veremos el resultado de una cosecha para el primer semestre que tiene que estar entre 6,5 y 6,8 millones de sacos. Esperamos como mínimo 6,2 millones de sacos”, manifestó el Gerente.

Si se mira el último año corrido de la producción cafetera (a corte de marzo de 2020), Colombia llegó a los 14,3 millones de sacos. Asimismo, las cifras de la Federación muestran que al comparar los periodos octubre de 2018 – marzo 2019 con octubre de 2019 – marzo de 2020, correspondientes a un tramo del año cafetero, la ya cosecha está un 6% por encima.

Entretanto, en materia de precios internacionales, un reciente informe de la Organización Mundial del Café (ICO por sus siglas en inglés) mostró que durante marzo los indicadores del café arábica “aumentaron debido a las preocupaciones sobre la disponibilidad de ese tipo de grano. El indicador revirtió su tendencia a la baja, aumentando un 6,9% a 109,05 centavos de dólar por libra”.

"Desde el punto de precio de café estamos en un momento histórico, pero con unos retos importantes en la cosecha y de entender lo que viene a futuro en el tema del café con la llegada de esta pandemia”, agregó Vélez quien destacó que en medio de la cuarentena ha aumentado en un 25% el consumo de este producto en los hogares colombianos.


PREPARACIÓN PARA LA COSECHA


Pese a los efectos del coronavirus en Colombia, los cafeteros ya planean la recolección de la cosecha en diferentes regiones y desde el gremio advierten que preservar la vida de las personas es la máxima prioridad.

José Humberto Devia, coordinador de servicios de salud de la Federación Nacional de Cafeteros, asegura que, aunque el coronavirus es eminentemente urbano, es importante evitar el ingreso de extraños durante la recolección a las fincas pequeñas (que son la mayoría). En las grandes y medianas, las medidas preventivas se centrarán en los recolectores.

Entre las disposiciones que ya han socializado los cafeteros están, por ejemplo, campamentos de alojamiento espaciados, horarios escalonados de almuerzo, traslado de grupos cerrados de recolectores sanos y aislamiento de sospechosos, entre otras.

Asimismo, el gremio envió un mensaje de tranquilidad a los caficultores ya que no se va a suspender en ningún momento la garantía de compra. “La cadena de suministro de café sigue operando durante el confinamiento”, sostuvo Juan Camilo Ramos, gerente comercial de la Federación.




Fuente: PORTAFOLIO

publicidad