Una verdadera crisis están pasando los zoológicos en el mundo ante el cierre obligatorio que han tenido que adelantar por cuenta del brote del coronavirus. Por su parte, la Asociación Europea de Zoológicos y Acuarios estima que entre 3.000 y 5.000 animales mueren cada año en zoológicos europeos.

El aislamiento obligatorio para evitar el contagio del coronavirus sigue generando altos impactos. Los establecimientos que dependían financieramente del ingreso de turistas son algunos de los más afectados. Los zoológicos y centros de rehabilitación de fauna hacen parte de la lista.

Sin embargo, la falta de recursos para soportar la alimentación y los tratamientos veterinarios de los animales han llevado a las directivas no solo a emprender campañas de donación, sino a extremos como proponer que algunas especies sean sacrificadas para poder alimentar a otras.

Este caso en particular se registra en el Zoológico Neumünster, ubicado en el estado Schleswig-Holstein, de Alemania. Verena Kaspari, directora del zoológico, informó que la situación de iliquidez ha llegado al punto en que ya fue elaborada una lista de de los animales que habría que sacrificar. "Sí, tenemos una lista de animales", indicó Kaspari, confirmando los informes que habían sido dados a conocer en algunos medios alemanes.


La directiva afirmó que aún no han recurrido a esa medida extrema, pero que estaba contemplada en caso de ser necesaria. Y este zoológico pertenece a una asociación que no tiene derecho a un fondo estatal de emergencia para pequeñas empresas, lo que refleja su aguda crisis. 

Los animales en la lista serían dados como alimento a linces, águilas y al oso polar más grande de Alemania: Vitus, que vive en ese zoológico y mide 3,6 metros.

En el inventario de posible sacrificio se encuentran cabras y ciervos, "pero ninguno de los animales son de especies en peligro de extinción", explicó Kaspari. Elaborar ese listado -según ella- no significa que los animales ya vayan a ser sacrificados. "Es el peor de los casos, todavía no lo vemos así, pero tenemos que pensarlo con suficiente antelación", mencionó la funcionaria.

El sacrificio ocurriría si ya no fuera posible la entrega de pescado y carne, debido a la escasez de fondos o porque los proveedores ya no lo pueden suministrar como consecuencia de las restricciones.

Todos los zoológicos de Alemania están cerrados como parte de las medidas gubernamentales para frenar la propagación del coronavirus. Elde Neumünster cerró sus puertas desde el 15 de marzo.

Cuenta con más de 700 animales, incluidos zorros árticos, lobos y focas criadas, así como Vitus. Kaspari estima que las pérdidas a finales de abril serán de 175.000 euros por falta de entradas y donativos.

publicidad