Ayer  jueves el Gobierno brasileño declaró emergencia fitosanitaria en dos de los estados del sur del país ante el riesgo de que sus plantaciones sean atacadas por una «nube» de langostas que vienen subiendo desde el norte de Argentina.

De acuerdo con las primeras investigaciones la plaga de insectos habría llegado a territorio sudamericano a finales de mayo de 2020 desde Paraguay. Los videos de miles de estos acrídidos que sobrevuelan plantaciones se hicieron virales en redes sociales.

En Brasil, El decreto del Ministerio de Agricultura que declara la emergencia en los estados de Río Grande do Sul y Santa Catarina, fronterizos con Argentina y Uruguay, fue publicado en la madrugada de este jueves en el Diario Oficial de la Unión.

Según La Vanguardia, la medida, con vigor por un año, le permite al Gobierno implementar un plan para la eliminación de la plaga, importar defensivos agrícolas, contratar brigadas para el combate al insecto y adoptar otras medidas de emergencia para proteger las áreas agrícolas de ambos estados, importantes productores de cereales.


Una plaga temida



Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la langosta del desierto es considerada la plaga migratoria más destructiva del mundo, pues un enjambre de una extensión de un kilómetro cuadrado puede consumir la misma cantidad de alimentos en un día que 35.000 personas.

El medio La Nación señaló que el jefe del programa de Control de Langostas y Tucuras del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Héctor Medina, manifestó que las langostas son una plaga que se mueve según las condiciones del viento y la temperatura.

Medina sostiene que las langostas no causan daño directo al ser humano porque no son vector de ninguna enfermedad y se alimentan de vegetales, por lo que no implican un riesgo para las personas. Lo que sí resultaría catastrófico es «si esta plaga entra a los lugares donde tenemos yerbatales o frutales», dijo el especialista.

Fuente: CM&

publicidad