La asiática SkyDrive anunció este viernes que llevó a cabo un vuelo de prueba exitoso con una persona a bordo durante 4 minutos y reveló las imágenes del invento suspendido en el aire. Un hito que acercará a la humanidad a lo más utópico de las películas futuristas: las autopistas aéreas.

 

En la prueba, que se adelantó el pasado martes, "un piloto estaba en los controles, pero un sistema de control asistido por computadora ayudó a garantizar la estabilidad y seguridad del vuelo, mientras que el personal técnico en el campo monitoreó las condiciones de vuelo y el rendimiento de la aeronave en todo momento como respaldo", según SkyDrive.

 

Este proyecto inició en 2012 con el nombre Cartivator y con financiación de las principales empresas japonesas, como Toyota, Panasonic y Bandai Namco.

 

Un vuelo de demostración hace tres años salió mal, según Associated Press (AP). Pero el auto volador ha progresado desde entonces, y el proyecto recibió recientemente otra ronda de financiación de 3.900 millones de yenes (unos US$37 millones), incluso del Banco de Desarrollo de Japón.

 

“Queremos hacer realidad una sociedad donde los autos voladores sean un medio de transporte accesible y conveniente en los cielos y las personas puedan experimentar una nueva forma de vida segura y cómoda”, afirma el CEO de la compañía, Tomohiro Fukuzawa.

 

Y añadió a la AP que “de los más de 100 proyectos de autos voladores del mundo, solo unos pocos han tenido éxito con una persona a bordo”.

 

El directivo de SkyDrive espera tener el producto listo en el mercado para el año 2023.

 

Por el momento, el auto volador de la compañía asiática tiene autonomía de vuelo de entre 5 y 10 minutos, y su próxima meta es ampliar este tiempo a 30 minutos. Sin embargo, el tamaño de las baterías, el control del tráfico aéreo, el precio de venta al público y otros problemas de infraestructura son retos a superar para una posible comercialización a nivel mundial.

Tomado de Revista Dinero


publicidad