Aunque aún no hay un cómputo oficial, en la madrugada del lunes la presidenta interina Jeanine Áñez aseguró que el candidato de la izquierda Luis Arce obtuvo el triunfo en las elecciones bolivianas, marcando con esto el retorno al poder del partido del expresidente Evo Morales.

 

"Por los datos con los que contamos, el Sr. Arce y el Sr. David Choquehuanca (candidato a la vicepresidencia) han ganado la elección. Felicito a los ganadores y les pido gobernar pensando en Bolivia y en la democracia", tuiteó Áñez.

Esta victoria ya había sido anticipada por el expresidente Evo Morales, desde Buenos Aires, donde aseguró, en una rueda de prensa, que su partido sería el ganador de los comicios electorales con la mayoría de los votos.

 

"Se ha producido una victoria del Movimiento al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP). Hermano Luis Arce, presidente, y hermano David Choquehuanca vicepresidente. Además, el MAS IPSP tendrá la mayoría de las dos Cámaras de la Asamblea Legislativa Plurinacional, es una gran responsabilidad (...) 'Lucho' (Luis) será nuestro presidente", aseveró el ex jefe de Estado.

 

Este lunes, Morales dijo que el triunfo de su partido en la primera vuelta de las elecciones generales de este domingo devuelve "la dignidad y la libertad al pueblo". "Hemos vuelto millones, ahora vamos a devolver la dignidad y la libertad al pueblo", tuiteó el expresidente, que comenzó su mensaje destacando: "Hermanas y hermanos: la voluntad del pueblo se ha impuesto. Se ha producido una victoria contundente del MAS-IPSP".

 

Arce, al conocerse el sondeo Ciesmori para las cadenas de televisión Unitel y Bolivision en donde lo daban como ganador con el 52,4% de los votos, aseguró que con su triunfo "Bolivia ha recuperado la democracia" y agradeció a todos los que lo apoyaron.

 

"Con la jornada de hoy todos los bolivianos hemos dado pasos importantes: hemos recuperado la democracia y hemos, sobre todo, recuperado la esperanza (...) Vamos a gobernar para todos los bolivianos, vamos a construir un gobierno de unidad nacional, vamos a construir la unidad de nuestro país", aseguró Arce.

Además, agradeció a la comunidad internacional por el seguimiento y acompañamiento que hizo durante las elecciones.

Ante la lentitud del conteo de votos, la presidenta interina del país, Jeanine Áñez, pidió “paciencia” y evitar hechos violentos. “Paciencia, todos debemos tener paciencia para esperar los resultados sin generar ningún tipo de hechos violentos”, dijo en un mensaje televisivo tras el cierre de las mesas electorales luego de nueve horas de votación.

 

Se prevé que la difusión de resultados oficiales sea lenta luego de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) suspendió su sistema de conteo rápido, con el fin de garantizar la fidelidad de los datos. “Les aseguro que vamos a tener resultados creíbles”, apuntó Áñez.

 

Si nadie gana en la primera ronda, habrá una segunda vuelta el 29 de noviembre. Si la victoria de Arce es confirmada por los resultados oficiales, significaría que el movimiento socialista de Bolivia recuperará el poder un año después de que su líder Morales fuera derrocado.

 

 

 

Fuente: El Tiempo

Publicidad