Una ONG en China halló unos 5.000 animales muertos, entre esos perros, gatos y conejos. Según las investigaciones, las mascotas no recibieron comida ni bebida durante unos cinco días.

 

Hace pocos días las autoridades descubrieron que en un depósito de cajas estaban los animales, los cuales habían sido comprados por algunas personas a través de internet. La entrega, que estaba programada para mitad de septiembre, no se realizó, pues al conductor que los iba a transportar le negaron la carga de animales vivos.

 

En respuesta, este los abandonó a su suerte en el depósito. Tan solo fueron encontrados vivos 50 perros y gatos y aproximadamente 200 conejos.

 

“Hemos hecho rescates antes, pero esta fue la primera vez que experimenté algo tan trágico", confesó un voluntario de la organización Utopia Animal Rescue, según información recopilada por RT.

 

Otro testigo de la escena reveló que “muchos de ellos estaban muertos y habían comenzado a podrirse y a despedir olores terribles”.

 

En China la ley postal no permite que se trasladen animales vivos a través de los servicios de mensajería. No obstante, algunas recurren ilegalmente a este medio sin brindar seguridad a las mascotas.

 

De hecho, la investigación de los logotipos en las cajas llevó hasta una empresa llamada Yunda Express, cuyo portavoz dijo que las habían reciclado y reutilizado ilegalmente. Autoridades trabajan para determinar si esta versión es cierta y quien es el culpable del maltrato al que fueron sometidos.


publicidad