Una fundación de caridad de Rusia dio a conocer la historia de Kiriusha, un pastor alemán que fue hallado a la orilla de una carretera aledaña a un bosque. Se le veía bastante exhausto, pues recién había salido de una tumba.

 

No sé trata de un evento paranormal al estilo 'Cementerio de Mascotas', clásico del terror de Stephen King, aunque sí tiene su toque de horror por lo que los dueños le hicieron al perro.

 

Este pastor alemán fue hallado por una mujer amante de los animales que viajaba en su vehículo. Al verlo lleno de tierra y desgonzado decidió brindarle un poco de agua y llevarlo a un veterinario.

 

El refugio publicó su historia en las redes sociales , lo que sirvió para que aparecieran los supuestos dueños. Según ellos, su mascota tuvo que ser sacrificada porque llevaba mucho tiempo sufriendo una grave enfermedad. Le aplicaron un suero para dormirlo, pero todo parece indicar que la dosis no fue la adecuada y no murió, sino que sencillamente perdió el conocimiento.

 

A pesar de la información brindada por aquella familia, que coincidía con algunas características de Kiriusha, los voluntarios que lo revisaron constataron que el perro no padecía enfermedad alguna que justificara sacrificarlo.

 

La gente que dijo ser dueña del animal después cambió su versión y justificó que la verdadera mascota de ellos seguía enterrada en su tumba. Ante varias inconsistencias, el refugio de animales decidió frenar las averiguaciones y seguir ayudando a Kiriusha.

 

Él es un perro de avanzada edad y solo sufre una artritis leve. Más allá de eso, lo describen como bondadoso y tranquilo y solo espera que alguien se apiade de su condición y lo adopte.


publicidad