Durante el año de pandemia de coronavirus que ha soportado el mundo, han sido muchos los momentos que han quedado registrados en fotografías o videos y que han causado conmoción por lo crudas o porque reflejan la realidad de una situación que en vez de mejorarse ha empeorado.

Una imagen conmovió las redes sociales, y es la de un enfermero brasileño abrazando a un paciente de Covid-19 con Síndrome de Down, que desesperado, por no poder respirar bien, el enfermero lo tranquiliza para suministrarle el oxígeno que requería.

Raimundo Nogueira Matos, de 38 años, trabaja en un hospital de Caaparinga, del estado del Amazonas; ese día Émerson Junior de 30 años  llegó angustiado con la idea de colocarse la máscara, por lo que el trabajador de la salud no dudo en hacer lo que fuera necesario para ayudar a su paciente.

“Sé el riesgo que puedo correr. Pero como él es un paciente especial, necesitaba mucho cariño”. Esta es una clara escena que ilustra una profesión que salva vidas todos los días en todo el mundo.

El abrazo de Raimundo logró calmar a Émerson, por lo que fue posible suministrarle el oxígeno que necesitaba a través de una mascarilla.

“Como el paciente es especial, no entendía la importancia del tratamiento”, explicó el enfermero, precisando que Émerson “estaba muy ansioso”. “Entonces él me abrazó y conseguí tranquilizarle”, añadió.

En las últimas semanas, la pandemia ha azotado duramente al estado de Amazonas, donde su capital, Manaos, ha sufrido un nuevo colapso sanitario con falta de oxígeno para tratar a los enfermos de covid-19, mientras los hospitales se encuentran colapsados.

Publicidad