Rino, uno de los mejores perros antiexplosivos de Colombia, se jubiló en el Huila tras completar nueve años de servicio en la Policía Nacional.

 


El canino fue clave en el éxito de varias operaciones y acciones adelantadas por las autoridades.

 

“Como perro antiexplosivos estuvo acompañando tareas esenciales como la erradicación de cultivos ilícitos en el Bajo Cauca antioqueño, estuvo en esos lugares garantizando la seguridad de los policías en la erradicación”, sostuvo el coronel Carlos Carmona, subcomandante de la Policía de Neiva.

 

En un acto especial le fue retirado el chaleco de servicio y entregado en adopción a un oficial en uso de buen retiro.

 

“Al comienzo es difícil porque ellos están atados a su vida laboral, ellos están trabajando. Yo paseo con él y cree que está trabajando y le digo ‘cálmese, cálmese, usted ya no es policía, relájese, él es oliendo motos, paquetes”, cuenta Braulio Orozco Medina, quien adoptó a Rino.

 

En la Policía este perro es y será inolvidable. Muchos incluso recuerdan que gracias a su trabajo se frustró un ataque con explosivos a una estación en el sur del Huila, entre otras situaciones que salvaron vidas.

Fuente: Noticias Caracol


Publicidad