En el marco del Plan Ípsilon, uniformados adscritos a la Seccional de Tránsito y Transporte del Departamento de Policía Huila y tropas del Batallón Energético Vial No. 12 de la Novena Brigada, lograron la incautación de más de 1.300 kilos de marihuana tipo creepy, los cuales eran movilizados en un vehículo de carga.

El control de tránsito puesto por los uniformados en el cruce de la vía Altamira – Florencia, les permitió abordar un vehículo tipo camión marca DODGE, el cual transportaba varios racimos de plátano; tras verificar la carga, lograron hallar los estupefacientes camuflados.

El vehículo era conducido por Canaam Abinady Quilindo Castillo de 33 años, el cual presenta anotaciones por los delitos de rebelión y daño en bien ajeno en el Sistema SPOA de la Fiscalía General de la Nación.

Al parecer, el estupefaciente iba con destino a la ciudad de Florencia Caquetá, para luego ser comercializado en países del sur y norte del continente, donde tendría un valor aproximado a los 2.700 millones de pesos.

El capturado fue puesto a disposición de las autoridades competentes, para que responda por los delitos de tráfico, fabricación y porte de estupefacientes.

Publicidad