Dos mujeres que consumieron unas copas de vino y un par de pasabocas en es el restaurante se fueron corriendo sin pagar la cuenta. Sin embargo, la jugada no les salió como esperaban ya que una de ellas dejó su iPhone encima de la mesa del establecimiento.

Aunque algunos comensales intentaron advertirles que se les estaba quedando el dispositivo electrónico, las mujeres no escucharon la advertencia debido a la adrenalina y el afán que tenían por la fuga.

En total se robaron 23,60 euros (unos 100 mil pesos colombianos aproximadamente) que sumaba la cuenta. Sin duda no se compara con el valor del iPhone X que dejaron, el cual ronda entre los 2 y 3 millones de pesos.

La historia se dio a conocer gracias al dueño del restaurante Guachinche Como En Casa, ubicado en Tenerife, una de las islas Canarias españolas, quien publicó la denuncia mediante la cuenta de Facebook del establecimiento “Y lo volvieron a hacer. Dos chicas salieron corriendo sin pagar, pero esta vez dejaron el celular”, se lee en la publicación.

Medios españoles asegurán que las mujeres han sido grabadas con la cámara de seguridad y que otros locales ya han sido robados de la misma manera.

“No podemos permitir esto más, estamos cansados, cada semana nos pasa una o dos veces, el turismo está sufriendo mucho para que encima los clientes nos hagan esto”, indicaron los propietarios del restaurante en Facebook.

El dueño del restaurante pudo comunicarse con la mamá de la joven que dejó el iPhone y logró contarle la situación. Con mucha vergüenza, la mujer aseguró que irían a pagar y a pedir disculpas por la estafa.

El propietario dijo que aunque no pondrá una denuncia, sí invita a los demás restaurantes y locales a estar atentos sobre esta modalidad que se está popularizando en la zona y en diferentes partes del mundo.

Publicidad