Una mujer de 75 años ha fallecido tras explotarle una botella de gel hidroalcohólico. Los hechos ocurrieron el pasado 13 de diciembre en España, misma fecha en la que ingresó en el hospital Vall d’Hebron de Barcelona, donde había permanecido hasta esta semana que no soportó las fuertes quemaduras y falleció.

Todo se trató de un accidente, han explicado sus familiares, que la mujer tenía la botella en un lugar cercano a una fuente de calor de su cocina. La temperatura llegó a tal punto que la botella explotó, causando graves heridas, de segundo y tercer grado, de las que no se pudo recuperar.

Su marido, de 76, también sufrió heridas, aunque de carácter leve, cuando trató de ayudarla. La fallecida fue despedida esta semana en un funeral que se ha celebrado en la iglesia parroquial de la Sagrada Família de Manresa, acompañada de su familia y amigos más cercanos.

Publicidad