Una absurda muerte le ocurrió a un hombre cuando participaba en una pelea de gallos que se celebraba de forma ilegal.

La víctima sostenía a su gallo y se disponía a soltarlo para que se enfrentara con otro. En ese momento el ave intentó liberarse y en su aleteo le provocó una cortada al sujeto a la altura de la ingle.

Según las autoridades de la India, esta persona ni siquiera alcanzó a llegar a un hospital: falleció debido a la gran cantidad de sangre que emanaba por la herida.

Fuentes judiciales conocieron que 16 personas participaban en la pelea de gallos y, a raíz del deceso accidental, están siendo buscadas. Podrían enfrentar cargos por homicidio, apuestas ilegales y organización de pelea de gallos, algo que está prohibido en ese país.

A los gallos criados especialmente para estos combates les atan cuchillos u hojas filosas de 7.5 centímetros, con las que se defienden del ataque del oponente.

En ocasiones, gana el gallo que logre quitarle la vida a otro.

Publicidad