La hiperconectividad en un mundo digital como en el que vivimos puede llegar, incluso, a poner en peligro su vida.

De esto da fe la joven llamada Amie Hall, una joven de Reino Unido, de apenas 17 años, quién sufrió quemaduras en el rostro luego de que el cargador de su celular se incendiara mientras estaba enchufado y ella dormía.

El celular de marca iPhone, estaba sobre la cama mientras cargaba.

Aunque los padres de la menor se percataron del incidente antes de que ocasionará daños mayores, el fuego se esparció en las cobijas y llegó al rostro de la joven, quien compartió imágenes del hecho en su cuenta personal de Facebook. Además, mostró imágenes de su profunda y dolorosa quemadura.

La compañía fabricante del teléfono móvil afirmó, en un comunicado de prensa, que ya se puso en contacto con la víctima para conocer los detalles de su estado médico.

No obstante, la misma joven, oriunda de la ciudad inglesa de Birmingham, reconoció que fue mala idea dejar el celular cargando toda la noche y, peor aún, sobre una superficie de tela.

Publicidad