Este lunes, El Vaticano publicó en un documento que la Iglesia Católica no puede bendecir a las parejas homosexuales, en respuesta a las dudas acerca del tema, por lo que trataron de aclararlo mediante este escrito.

"No es lícito impartir una bendición a relaciones, o a parejas incluso estables, que implican una praxis sexual fuera del matrimonio (es decir, fuera de la unión indisoluble de un hombre y una mujer abierta, por sí misma, a la transmisión de la vida), como es el caso de las uniones entre personas del mismo sexo”, se puede leer en el escrito oficial.

La respuesta sobre la pregunta de si los católicos podrían bendecir las uniones entre personas del mismo sexo, fue publicada en un documento de dos páginas, traducida a 7 idiomas diferentes, el cual fue autorizada por el Papa Francisco.

En el mismo se puede leer como explicación a esta negativa que, “Dios no bendice ni puede bendecir el pecado: Bendice al hombre pecador para que pueda reconocer que forma parte de su plan de amor y permita ser transformado por Él”.

Es por eso que también se indicó que como individuos, sí podrán recibir una bendición, “[Esta decisión] no excluye las bendiciones otorgadas a personas individuales con inclinaciones homosexuales, que manifiestan la voluntad de vivir en fidelidad a los planes revelados de Dios como lo propone la enseñanza de la Iglesia”.

La Congregación para la Doctrina de la Fe, dirigida por el cardenal español Luis Francisco Ladaria Ferrer aclara que, “Dios ama a cada persona, como también lo hace la Iglesia rechazando toda discriminación injusta" por lo que sugiere a "la comunidad cristiana y a los pastores a acoger con respeto y delicadeza a las personas con inclinaciones homosexuales”.

publicidad publicidad