Seis días sin comida, agua o quien la cuidara pasó una pequeña de tan solo 20 meses de edad luego de que su madre la dejara abandonada por irse a celebrar su cumpleaños número 18.

Tras el doloroso episodio, el dictamen forense indicó que la niña había fallecido por negligencia: tuvo hambre, sufrió deshidratación e incluso había tenido gripa por esos días.

La investigación del caso llevó a revisar las cámaras de seguridad del edificio en el que Verphy Kudi vivía junto a la menor, ellas solas. Según el registro, la joven salió el 5 de diciembre de 2019 en horas de la tarde y regresó hasta el 11 de diciembre.

En un principio la madre se limitó a decir que la niña había dejado de respirar, pero el descuido fue evidente.

Después de casi dos años de proceso ante las autoridades, Verphy Kudi se declaró culpable de homicidio voluntario en las últimas horas.

La justicia de Brigthon, la ciudad inglesa en la que ocurrieron los hechos, prepara la recopilación de las pruebas y testimonio para dar un veredicto el próximo 28 de mayo.

publicidad publicidad