A sus 52 años, Gina Juliana Castañeda Gualdrón, una mujer transgénero, se graduó como abogada de la Corporación Universitaria de Ciencia y Desarrollo, Uniciencia en Bucaramanga.

Tras 17 años de estudio, logró obtener su título como profesional y la universidad también reconoció el género que ella eligió y su diploma dice abogada y no abogado, como usualmente son.

“Dice abogada, yo estaba viendo que en muchos casos dicen abogado, me pareció curioso e innovador y todos mis documentos certifican que soy una mujer”, indica Gina.

Cuando tenía 12 años, Gina decidió que se llamaría así y dejó de ser hombre. Sus padres la apoyaron y desde entonces se ha dedicado a luchar por ser reconocida como una mujer.

Desde el 2015 pudo registrarse oficialmente como Gina Juliana Castañeda Gualdrón.

Soy la primera mujer transgénero en graduarse como abogada en el departamento. Llevo 15 años haciendo activismo y soy parte de la Red Nacional de Personas Trans del país”, cuenta Gina con orgullo.

La historia de Gina Castañeda está marcada por un paso en la cárcel donde se volvió activista.

“Me enviaron a un menor de edad y yo tuve relaciones sexuales con él y luego me intentaron extorsionar tratando de quitarme las propiedades que tenía y era: ir a la cárcel o pagar el dinero que me pedían y yo preferí la cárcel”, cuenta Gina.

 

Gina cumplió su condena de cuatro años de cárcel y allí "entró una Gina y salí otra", dice ella.

“Yo tuve la oportunidad de convivir con gente que yo no conocía y que tenían unas historias de vida terribles y me dolieron mucho. Dios me puso allá para que cambiara y me dieron cuenta y el por qué estudiar derecho", dice.

Desde ese momento, Gina se dio cuenta que debía ser una representante y activista de la comunidad trans.

Hoy lidera la Mesa Técnica en Floridablanca y sus prácticas profesionales las hizo en Uniciencia, cuyo consultorio jurídico recibió un reconocimiento y certificación del ministerio de Justicia como un consultorio inclusivo.

Desde el pasado mes de noviembre, en Uniciencia se otorgaron los primeros títulos como abogadas y Gina se convirtió en la primera mujer transgénero en recibir su diploma con este mismo título.

Gina también es cantante y publica su vida en redes sociales. "Toco tamboras, bailo, siempre he estado metida en todo lo que tiene que ver con el arte y ahora soy abogada", dice entre risas Gina.

Tomado de: El tiempo

 

Publicidad