Tres días duró en una UCI luchando por mantenerse con vida Sonia Rocío Liberato Cristancho, quien sufrió graves heridas en la cabeza luego de que la motocicleta en la que se transportaba con su esposo, se accidentara tras coger un hueco en el corregimiento de El Caguán.

La mujer, vendedora de chance, murió finalmente el pasado miércoles en la tarde, pese a los esfuerzos de los médicos de la clínica por tratar de salvarle la vida.

El trágico accidente ocurrió en la madrugada del domingo anterior cuando regresaba con su compañero sentimental, Alfredo Gutiérrez, a la casa en el corregimiento de El Caguán en el sur de Neiva.

El golpe contra el suelo lo recibió Sonia Rocío en la cabeza, sufrió heridas abiertas. “La gravedad de la lesión le originó muerte cerebral”, expresó su esposo Alfredo.

La mujer, de 31 años de edad, era madre de dos menores de 10 y 12 años de edad.

Las exequias de la mujer serán celebradas en la ciudad de Bogotá de donde era oriunda. Hoy su cuerpo será velado en su casa en El Caguán.

publicidad publicidad