Luego de que el Ministerio de Hacienda presentara el proyecto de reforma tributaria o como ha decidido llamarlo el Gobierno Nacional “Ley de Solidaridad Sostenible”; centrales obreras y sindicatos ratificaron la convocatoria a Paro Nacional para el 28 de abril.

Uno de los primeros puntos que mencionó Francisco Maltés, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, es el lenguaje con el que el gobierno pretende maquillar la reforma tributaria y aseguró que pedir apoyos por parte de los trabajadores, más bien evade la responsabilidad.

Igualmente, rechazaron que una de las justificaciones de la Reforma Tributaria es la de financiar programas como Ingreso Solidario, pues este ingreso es mínimo y no ayuda a suplir las necesidades de los colombianos y colombianas que acceden a ese recurso.

Entre las razones planteadas por la CUT también se encuentra la ampliación del impuesto a la renta que en el 2022, obligará a las personas que ganan más de un millón y medio de pesos a declarar este impuesto, es decir, la mayoría de los colombianos tendrá una nueva obligación tributaria.

Los sindicatos, se oponen a que se apruebe el proyecto que ampliaría la base de contribuyentes del impuesto de renta, aumentaría el IVA a productos que pagan una tarifa del 5 %, aumentaría el impuesto a riquezas de más de 5.000 millones de pesos y a los 20.000 pensionados que reciben 7 millones de pesos mensuales.

La convocatoria cuenta con el apoyo de las centrales sindicales CUT, CGT y CTC, las confederaciones de pensionados CPC, CDP y Fecode.

Publicidad