El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, anunció que la ciudad estará bajo toque de queda y ley seca desde la 1:00 p.m. de este miércoles, como consecuencia de los actos de vandalismo y los saqueos que se han presentado durante la jornada de paro nacional que se adelanta en todo el país.

Estaba previsto que el toque de queda iniciaría a las 8:00 p.m., pero el mandatario manifestó que se anticipa siete horas ante las múltiples alteraciones de orden público, saqueos a establecimientos comerciales y daños en infraestructura y transporte público que se han presentado en diferentes puntos de la ciudad.

Así, la prohibición de movilizarse y salir a las calles irá desde la 1:00 p.m. de este miércoles y se extenderá hasta el domingo 2 de mayo a las 5:00 a.m.

El alcalde también anunció que la tarea de control y vigilancia en la ciudad será reforzada con tropas del Ejército. Y pidió a los comerciantes que cierren sus establecimientos para evitar que estos sufran algún tipo de daño.

Publicidad