Luego de tres días de protestas y varias semanas de controversia por la ley de Solidaridad Sostenible, o reforma tributaria, el presidente Iván Duque anunció este viernes que ordenó al "Ministerio de Hacienda que construya un nuevo texto con el Congreso que recoja el consenso y que permita nutrirse de propuestas valiosas que han presentado los partidos, las organizaciones de la sociedad civil y el sector privado".

 

De este modo, el Gobierno no retirará el proyecto, sino que va a introducir cambios a partir de un consenso con los partidos políticos y queda presentar una ponencia sustitutiva sobre la que se hará el debate en el Congreso.

 

Duque advirtió que esta decisión la toman pues "hemos visto que se han suscitado controversias y preocupaciones de la ciudadanía, y se entiende. Las hemos escuchado y es muy importante que como país tengamos claridad que el interés nuestro es y será siempre proteger a los más vulnerables y a la clase media".

 

El jefe de Estado señaló que "el mensaje es que no se busca una actitud de tener líneas rojas ni mucho menos de llegar a la discusión con arrogancias o preconcepciones" e invitó a obrar en que haya grandes consensos y que la discusión "no esté capturada por debates políticos, de momento o coyuntura, y que todos podamos aportar a que nuestro país salga adelante".

 

Entre los cambios que reveló es que "no va a haber aumentos en el IVA, en bienes o servicios, y tampoco cambiarán las reglas de juego actuales relacionadas con ese impuesto".

 

"Eso quiere decir que en materia de IVA no va a haber aumentos de IVA en productos y servicios, que no se tocará la canasta básica familiar de los colombianos", agregó.

 

Tampoco habrá IVA para los servicios públicos ni a la gasolina. "Eso tiene que dar tranquilidad y certeza a la ciudadanía de que ahí no habrá ningún tipo de preocupación", puntualizó Duque.

 

Sobre el impuesto de renta dijo: "las personas que hoy no pagan el impuesto de renta no van a pagarlo. Es decir, no se va ampliar la base del impuesto de renta".

 

El mandatario señaló que trabajarán "entre todos en unos propósitos muy claros", que son: mantener el ingreso solidario, mantener la devolución del IVA a los más vulnerables, tener una extensión en el tiempo del Programa de Apoyo al Empleo Formal (PAEF), mantener, a través de fondo de solidaridad educativa, el programa Generación E e instalar la gratuidad en la educación universitaria pública para los estratos 1, 2 y 3.

 

De este modo, Duque señaló que los tres grandes objetivos que se pretende con la reforma es la protección de los más vulnerables, estabilizar las finanzas públicas del país y proteger la calificación crediticia que tiene Colombia, que es la que permite conseguir financiamiento.

Fuente: El Tiempo


publicidad publicidad