El ministro de Justicia, Wilson Ruiz confirmó que el servicio de Alguaciles en el sur de la Florida en Estados Unidos capturó a Alejandro José Lyons Muskus, exgobernador de Córdoba por solicitud de Colombia.

El político colombiano será extraditado al país por los delitos de concierto para delinquir agravado y deberá pagar una pena de cinco años y tres meses de prisión. Lyons hizo un preacuerdo con las autoridades colombianas para que le rebajaran la pena, pero igual será inhabilitado para ejercer cargos públicos.

“He dado la orden para iniciar los trámites correspondientes para hacer oficial su envío a Colombia y ponerlo a disposición de la justicia”, explicó el ministro Ruiz.

El exgobernador de Córdoba tiene varios procesos en Colombia, desde disciplinarios, fiscales y el penal por irregularidades en contratos y manejo de recursos durante su permanencia en el cargo entre 2012 y 2015. El exmandatario está en el país norteamericano desde 2016 y desde allá ayudó a entregar al exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno quien le iba a ayudar a dilatar su proceso en la Fiscalía si le pagaba 500 millones de pesos.

El pasado 19 de marzo, la Contraloría General de la Nación declaró culpable a Lyons por el detrimiento de $71.671 millones por el conocido “cartel de la hemofolia”, donde se crearon pacientes falsos para destinar dinero y atenderlos.

Hace cuatro años se conoció del escándalo en el cual se destinaron pagos para subsidiar tratamiento de presuntos pacientes que sufrían de esta enfermedad, pero se comprobó que se trataba de personas sanas que contaban con historias clínicas cuestionables y pruebas falsificadas. La Contraloría indicó que Lyons es culpable a título de culpa grave.

“En este caso, se realizaron pagos irregulares por miles de millones de pesos con cargo al presupuesto departamental, por supuestos pacientes de hemofilia que en realidad gozaban de cabal salud. Para perpetrar el fraude se presentaron soportes y documentos falsos como historias clínicas, órdenes médicas y exámenes de laboratorio, entre otros”, especificó el Ministerio Público.

Así mismo, Lyons también aportó información clave y fungió como colaborador en el “Cartel de la toga”, donde el exfiscal anticorrupción, Gustavo Moreno, fue condenado paradójicamente por corrupción. Ahí Lyons señaló que Moreno lo contactó pidiéndole 500 millones de pesos para ayudar con un proceso judicial. Algunos de los “clientes” fueron, según las investigaciones, Álvaro Ashton, Musa Besaile, Juan Carlos Abadía, Alejandro Lyons y Julio Manzur; donde salió a la luz la manipulación de información y los incentivos que recibía “El cartel de la Toga”.

Publicidad