La senadora del Centro Democrático dice que ve en su partido el deseo de “encontrar una voz que represente lo que finalmente el uribismo construyó” en la doctrina de la seguridad democrática.

María Fernanda Cabal, senadora del Centro Democrático, anuncio oficialmente que se lanza como precandidata presidencial. Lo hizo este jueves en los micrófonos de W Radio. “Estoy sorprendida por la acogida de la gente, estoy recorriendo el país y lo que veo es ese deseo de una personalidad firme que llegue para darle un norte a este país descarrilado”, expresó.

La congresista señaló que “si las personas quieren que entre en la disputa electoral " seguramente lo hará. “La coherencia y el sentido común se convierten en un referente. He sido siempre una persona con una postura firme, sin rodeos, sin miramientos”, dijo sobre su personalidad, en relación con lo que cree que busca el país en las presidenciales de 2022. En esa línea, manifestó que ve en su partido el deseo de “encontrar una voz que represente lo que finalmente el uribismo construyó, un pilar de doctrina como la seguridad democrática que está más vigente que nunca”.

Sobre el Gobierno dijo que no puede calificar de buena o mala la gestión del presidente Duque porque este ha tenido que enfrentar una pandemia, una variable que no se espera ningún mandatario. “Por lo menos en lo que ha hecho bien es en la vacunación. Lo que reparo es su excesiva complacencia con la oposición”, aseguró, a pesar de que es conocida la casi nula comunicación entre el ejecutivo y la oposición del Congreso, y el hundimiento de proyectos que eran relevantes para sus contradictores, como la ratificación del Acuerdo de Escazú, cosa a la que se había comprometido Duque pero que finalmente no tuvo impulso en la recta final de su trámite.

Cabal defendió las líneas en las que cree y que impulsaría en su candidatura: el sistema capitalista y una fuerte exaltación de la Fuerza Pública. En ese sentido, se refirió a cómo hubiera sido su respuesta al Paro Nacional, si hubiera sido la presidenta y no Duque: “Yo desde un principio tuve una crítica severa. Trataron de convertirlo en un paro legítimo, pero tenía más de estrategia de violencia destructiva. Este país tiene todo para crecer pero es una competencia de narrativas peligrosa y nos estamos dejando llevar por la narrativa de la destrucción de la Fuerza Pública. Yo no habría esperado más de tres días para darle la orden a la fuerza pública y ejército. No significa que uno sea una dictadura cuando usted tiene la fuerza pública en la calle genera un fenómeno de disolución”, contó, afirmando que supuestos dineros del narcotráfico “apoyaron los bloqueos”.

Además de ella, otros congresistas como Margarita Restrepo, Edward Rodríguez, Carlos Felipe Mejía, Paloma Valencia y Paola Holguín, han expresado sus deseos de correr la carrera presidencial de 2022 en nombre del uribismo.

Fuente: El espectador

publicidad publicidad