Benito es un perrito que se hizo viral por su increíble amor por su mamá humana, pues la esperó por ocho días frente al hospital sin moverse ni un solo momento, sin saber que ya estaba muerta.

De acuerdo con el medio, el cachorrito llegó junto a su humana al hospital y se quedó en la puerta, mientras que su ama fue internada debido a la gravedad del COVID-19.

La mujer estuvo al menos 8 días internada en el hospital hasta que la enfermedad le ganó la batalla. Días en los que el animalito esperó fielmente a su ama, sin moverse de ahí sin importarle el clima.

Hasta que un funcionario del hospital se dio cuenta y sintió tristeza, pues ninguno de los familiares de la mujer estuvo pendiente del perrito, ni tuvo la intención de adoptarlo, por lo que le dio aviso a una organización protectora de animales para que vinieran y lo recogieran.

Según la activista de la entidad, Patricia Ruiz Díaz, el animalito fue recogido en malas condiciones, ya que debido al estrés y la falta de comida estaba expulsando sangre, motivo por el que fue llevado a un veterinario donde está siendo tratado.

Según la funcionaria, el COVID no solo ha acabado con las personas, sino con la vida de muchos animalitos quienes no han soportado la perdida de sus seres queridos.

“El COVID trae muchas víctimas y también son las mascotas”, dijo.

Pues Benito es una muestra de eso, ya no quiere comer, beber o incluso jugar, por lo que varias personas se están esforzando en reanimarlo.

Ahora se espera que Benito se recupere para que sea puesto en adopción, en una nueva familia donde lo amen tanto para que pueda ser el mismo de antes.

Publicidad