Un depravado hombre de 75 años de edad con detención domiciliaria por violar a su hija, también violó a su nieta de tan solo 8 años.

Los hechos se registraron en la ciudad de San Juan, Argentina y tienen conmocionada a la comunidad de toda América Latina, ya que este caso deja evidencia a todo el sistema judicial del continente.

Según recogen medios de ese país, debido a su avanzada edad, el depravado estaba pagando una condena con medida domiciliaria por violar a su hija.

Resulta que varios parientes lo visitaban y llevaron a la niña de 8 años a su vivienda, situación que fue aprovechada por el adulto mayor para abusar de la pequeña en varias ocasiones.

Las autoridades locales demostraron que el sujeto agredió sexualmente a la niña en varias oportunidades, cada vez que su familia lo visitaba.

Según fuentes judiciales, los hechos sucedían por lo general en la sala de la casa, cuando la niña se sentaba en el sillón con él a ver televisión o a jugar con el teléfono celular.

Además de manosearla, la obligaba a tocarlo. La víctima sostuvo que los abusos comenzaron a producirse en el 2020 y contó que su abuelo le decía que no debía contarlo porque era un secreto. Sin embargo, se lo comentó a su madre, quien inmediatamente lo denunció.

Por el momento no se sabe si la nueva víctima es hija de la víctima anterior o de su hermana.

Sobre la situación judicial del depravado, medios argentinos detallaron que inicialmente había sido condenado a 10 años de prisión y ahora lo condenaron a 18 años, por lo que unificaron toda la condena en 18 años de prisión, en total.

publicidad publicidad