Un juez federal mexicano ordenó la captura de la reconocida presentadora de televisión peruana, Laura Bozzo, porque no se entregó la semana pasada cuando se le impuso prisión preventiva por un presunto delito fiscal.

Según medios locales, la Fiscalía General de México solicitó a la Interpol una circular roja para buscar a Bozzo en más de 190 países y presentarla ante el juez mexicano.

El pasado miércoles, la presentadora fue procesada por un presunto delito fiscal al vender un inmueble que estaba embargado por el Servicio de Administración Tributaria de ese país para garantizar el cumplimiento de una deuda por 690.000 dólares.

La justicia mexicana indica que al venderlo, la reconocida Laura en América incurrió en el delito de depositario infiel que tiene una pena de entre tres y nueve años de cárcel. Por esa razón le habían dado un plazo hasta el viernes 13 de agosto para entregarse a prisión preventiva en el municipio de Almoloya de Juárez en el estado de México. Sin embargo no se presentó voluntariamente.

publicidad publicidad