El hecho le ocurrió al patrullero Luis Alejandro Calderón Reyes, adscrito a la estación de Naranjal en Timaná, quien viajó hasta el Valle de Laboyos para hacer la negociación de un vehículo, en el sector de la avenida circunvalar, fue interceptado por dos hombres que al parecer lo estaban siguiendo desde que hizo la transferencia en una entidad bancaria, sin solicitar el acompañamiento policial.

Los delincuentes le dispararon en el hombro derecho, pero el proyectil le atravesó el tórax, afectando su corazón y uno de sus pulmones, para robarle 40 millones de pesos.

Su estado de salud es delicado y permanece hospitalizado.

publicidad publicidad