Una mujer identificada como Elvira Salvatierra con total sangre fría, confesó que antes de asesinar al pequeño pensaba en venderlo, pero luego decidió quitarle la vida.

La mujer, de 21 años, fue detenida por la Policía en Perú por el asesinato de su hijo de 3 años.

Según el informe policial, "el padrastro y la mujer confesaron que le quitaron la vida al niño porque ‘era un obstáculo’ para la nueva vida que iban a iniciar”.

El crimen salió a la luz tras el hallazgo del torso y la cabeza del niño en una zona baldía. De inmediato, las investigaciones se centraron en la mamá de la víctima, así como en su pareja, de 56 años, quienes no habían reportado la desaparición del menor.

De acuerdo con las autoridades, el compañero sentimental de la mamá del niño tenía antecedentes de violación y acababa de salir de la cárcel.

“Yo no podía tenerlo y Paco me dio la idea... Estaba pensativa y no sé cómo así he decidido hacer esas cosas”, dijo después de narrar los detalles del horrendo crimen.

publicidad publicidad